» Mezquita-catedral

» Casco histórico

» Monumentos

» Museos

» Plazas y rincones

» Itinerarios

» Estatuas

» Parques y jardines

» Iglesias

» Otros lugares de interés

 

























Itinerarios: Rutas

1ª Ruta. Mezquita y barrio de la Judería
Desde hace más de dos milenios el Puente Romano une las dos orillas del Guadalquivir dando acceso a la ciudad de Córdoba. Al cruzar el puente, ante nuestra mirada se presenta la majestuosa Mezquita, mientras que a nuestra espalda se alza la Torre de la Calahorra con enormes muros que hoy albergan el museo de las tres culturas. La Mezquita, hoy Catedral, es sin duda uno de los monumentos más asombrosos del mundo y la principal atracción de la ciudad. El viajero al entrar en el edificio siente retroceder en el tiempo y al instante está rodeado por un bosque de columnas. La visita de este monumento es imprescindible para comprender la historia de Córdoba. Alrededor de la Mezquita se extiende la Judería, que debido a su singularidad, fue declarada íntegramente por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Aquí el viajero puede encontrar una multitud de tesoros arquitectónicos invitándole a sumergirse en este laberinto de callejas estrechas, rincones y plazuelas. Uno de los rincones más auténticos de la Córdoba antigua es la Calleja de las Flores que termina en una pequeña plaza desde dónde se contempla uno de los motivos más fotografiados, un mar de flores que se derrama sobre las paredes de las casas con el alminar de la Mezquita en el fondo. Otro rincón singular en el corazón de la Judería es la plaza de Maimónides. En esta plaza se encuentra, con el Museo Taurino, una verdadera muestra sobre la historia de la tauromaquia cordobesa. Compartiendo edificio pero a espaldas de este museo se encuentra el Zoco Municipal, un recinto donde en talleres de diversa índole, artesanos fabrican ante los ojos de los espectadores sus productos. Naturalmente existe también la posibilidad de adquirir estos productos artesanos. A muy pocos metros, en la Calle Judíos, está la Sinagoga un autentica joya entre los monumentos de la ciudad. La Sinagoga de Córdoba es una de sólo tres que hoy quedan en España y es única en Andalucía. Siguiendo esta calle, esta ruta termina en la Puerta de Almodóvar que antiguamente daba acceso al barrio de los judíos.

2ª Ruta. Alcázar de los Reyes Cristianos, barrio de San Basilio y Jardín Botánico
Esta ruta tiene su punto de salida en el Alcázar de los Reyes Cristianos, una fortaleza militar y residencia real que fue levantado en 1328 por orden de Alfonso XI y cuyos extendidos y magníficos jardines son uno de sus principales atractivos. Grandes estanques y muchas fuentes, así como la riqueza floral de los jardines convierten a este sitio en un oasis de tranquilidad y armonía. En el interior del edificio, los visitantes pueden ver una importante exhibición de mosaicos romanos, hallados en la plaza de la Corredera. Anexas al Alcázar de los Reyes Cristianos se encuentran las Caballerizas Reales que fueron fundadas por Felipe II en 1570 con el fin de criar buenos équidos para la Casa Real. En ellas se realizaban cruces de caballos y yeguas consiguiendo finalmente el caballo de pura raza española. El colindante barrio de San Basilio de arquitectura popular que, debido al gran número de patios que se encuentran en él, durante el mes de mayo atrae a miles de turistas, nos lleva al Jardín Botánico. Ubicado junto a la orilla del río Guadalquivir, el Jardín Botánico es otro de los grandes pulmones de la ciudad y está dividido en diferentes recintos. De interés especial son el Museo de Paleobotánica y el de Etnobotánica. Además cabe mencionar que algunas de las actuaciones del Festival Internacional de la Guitarra que se celebra en Córdoba tienen lugar en este marco incomparable. Para su mayor atractivo se organizan talleres, exposiciones y, durante los meses de verano, visitas nocturnas del Jardín.

3ª Ruta. De la Plaza del Potro a la Corredera
Una de las rutas más encantadoras de la ciudad une estas dos plazas. Empezamos nuestro itinerario junto al río en la Plaza del Potro. Llena de historia, esta plaza debe su nombre al potrillo que corona una fuente renacentista. Antiguamente había en los alrededores de la plaza muchas posadas que albergaban a los viajeros y comerciantes que llegaban a la ciudad. Sin embargo, hoy en día, existe sólo una que toma su nombre de la plaza y que fue morada de Miguel de Cervantes durante su estancia en la ciudad. Justo en frente de la posada, se encuentra el antiguo Hospital de la Caridad que alberga hoy entre sus muros el Museo provincial de las Bellas Artes y el Museo de Julio Romero de Torres que recoge gran parte de su obra, así como testimonios sobre el artista y su época. Si salimos de la plaza, podemos ver la iglesia de San Francisco que posee un hermoso claustro. En frente de la iglesia, vemos el arco del Portillo, pórtico de la muralla que comunicaba antiguamente la ciudad alta con la ciudad baja. Pasamos por él y subiendo la Calle Julio Romero de Torres llegamos a la Plaza Jerónimo Páez donde se encuentra el Museo Arqueológico. Albergado en un palacio renacentista, el edificio integró los restos de un teatro romano. En el museo, el visitante puede contemplar objetos de la vida cotidiana y artesanía de las diversas culturas que han pasado por la ciudad. Siguiendo nuestro camino pronto nos encontramos con el templo romano, otro monumento de época romana. Construido en el siglo I (d. C.) en época Flavia, sus grandes proporciones de dieciséis metros de ancho por treinta y dos de largo, hacen fácil imaginarse el esplendor que gozaba la ciudad en esta época. A pocos metros de aquí, el final de esta ruta, es la Plaza de la Corredera. Única en Andalucía, esta popular plaza sigue el modelo de las plazas mayores de Castilla. En ella se celebraron corridas de toros, fiestas religiosas y numerosos actos públicos como por ejemplo victorias militares. Actualmente, tal y como se nos presenta, es difícil imaginar todo su amplio y variado pasado. En su galería porticada podemos encontrar algunos bares y tiendas singulares.

4ª Ruta. Plaza de los Capuchinos y barrio de Santa Marina
Esta ruta tiene su origen en esta singular plaza, que debe su actual nombre al convento que se fundó en ella, y de la que se dice que fuera la plaza más hermosa de Córdoba. En el centro de la rectangular plaza se alza el monumento que representa un Cristo crucificado que goza de gran devoción entre los cordobeses. Llamado Cristo de los Desagravios y Misericordia, popularmente se le conoce como Cristo de los Faroles, debido a los faroles que le iluminan por la noche. A través de un pequeño callejón llegamos a la Cuesta del Bailío, que antaño comunicaba la Medina musulmana con la Axerquía, y que nos lleva al barrio de Santa Marina. Este barrio se denomina por su larga tradición taurina como la cuna de los toreros. De esta forma tampoco sorprende que en la plaza de los Condes de Priego situada justamente enfrente de la iglesia,  se encuentra el monumento de Manolete, espléndido matador de toros e hijo de este barrio. A poca distancia de dicha plaza se encuentra el Palacio de los Marqueses de Viana, que gracias al gran número de patios que rodean el edificio principal, también es conocido como Museo de los patios. En el interior de la casa podemos observar colecciones únicas de tapices, vajillas o armas de fuego. La biblioteca cinegética o las antiguas caballerizas son otros atractivos del museo.

5ª Ruta. Iglesias Fernandinas
Tras la reconquista de la ciudad por Fernando III el Santo en 1236, el monarca castellano-leones comenzó a fundar nuevas iglesias. En total se construyeron en esta época catorce parroquias con características arquitectónicas similares. Todas ellas pertenecen al llamado estilo fernandino y se caracterizan por la transición del románico monacal al gótico castellanizado. La gran mayoría de estas iglesias están ubicadas dentro de la Axerquía, sin embargo, la iglesia de San Nicolás de la Villa y la de San Miguel se encuentran en pleno centro. Lo más destacable de la primera es su campanario de estilo mudéjar construido a finales del siglo XV. De esta torre, que posee un cuerpo base cuadrada de unos 6 metros de altura sobre el que se levanta otro de planta octogonal de unos 20 metros, se dice que es la más bella de Córdoba. En cambio, la segunda fue construida sobre los restos de una antigua mezquita, de la que se conserva un arco de herradura que sirve de puerta lateral. La iglesia de Santa Marina de Aguas Santas es la iglesia más antigua de la ciudad, ya que data de época visigoda. Especialmente singular de ella son los cuatro contrafuertes de su fachada oeste que le confieren a esta iglesia el aspecto de una fortaleza militar. Otra de las iglesias fernandinas es la de San Agustín, convento que el monarca donó a los frailes Agustinos que le habían acompañado en la reconquista. El interior de este templo está decorado en estilo plateresco. La siguiente iglesia en nuestra ruta, probablemente, el la más hermosa de la ciudad. Enclavada en una pequeña plaza, la iglesia de San Lorenzo también fue edificada sobre los cimentos de una antigua mezquita cuyo alminar se transformó en campanario. Esta torre está compuesta de tres cuerpos; los primeros dos de planta cuadrada, estando el superior girado en 45º y siendo circular el tercero. La fachada principal de la iglesia posee un bello rosetón. También tiene un pórtico de tres arcadas. Volviendo otra vez en dirección hacia el centro de la ciudad llegamos a la iglesia de San Andrés. Debido a las transformaciones realizadas en ella, de la construcción originaria sólo quedan el ábside central y una portada gótica. En el predio que ocupa existieron un templo romano y, posteriormente, la basílica visigoda de San Zoilo. Esta ruta termina en la iglesia de San Pablo, próximo al Templo Romano, que es otro ejemplo de las fundaciones pías de Fernando III. Se le dio la advocación a San Pablo porque justo este día, el 29 de junio de 1236, la ciudad fue tomada por los cristianos. Particular de ella es que en lugar de un campanario, la iglesia de San Pablo posee un carillón.

 

Cordoba24 Inicio | Dónde dormir | Dónde comer | Qué visitar | Qué hacer | Dónde comprar | Qué sentir | Cómo vivir | Qué saber
Quienes somos | Publicarse en Córdoba24 | Colaboración | Contacto | Aviso legal
© Cordoba24 - Todos los derechos reservados